Al final no me moría, parecía, pero no.

Al Creador se le escaparon detalles, se sabe. Nos marean desde niños con que la Naturaleza es exacta, el hombre es la máquina perfecta, todo Obra Divina, pero te voy a decir, hay mucho detalle suelto en la faena de El Señor. No vamos a cebarnos con el buen hombre, faltaría más, sólo quería recalcar