Mi cejas están mejor, pero no volverán a ser iguales

( 12 )
  • Sandra

    Prima también viví momentos estresantes, agotadores y hasta inconsolables, me tocó también raspar la cabeza de mi hermana, primero con tijeras hasta que decidimos la afeitadora, y nos pasó igual, nos reíamos mucho, y cuando la vi calvita me pareció tan bella, creo que el cabello es hermoso, pero una persona linda se le nota mas cuando no tiene ese marco. Fueron idas y venidas a las quimios aunque nunca estuve en el lugar, siempre estuve por fuera esperando que me llamaran para buscarla. Ésta historia termina diferente, mi hermana viviendo una vida plena, llena de mucha salud, sobreviviente del terrible mal desconocido del Mundo. Por eso imagino que debe haber sido muy doloroso y muy frustrante. Nunca olvidarás los detalles. Así como tampoco a la persona amada. Partió primero es todo, es lo que siempre digo, solo se adelantó, ya cortó afinidad con la vida, estará su espíritu en un lugar desconocido para nosotros, pero existe eso tenlo por seguro. No lo podrás explicar nunca con las mejores palabras pero tu corazón lo sabe y lo entiende.

    Responder
    • Virginia Febles

      prima nadie se alegra más que yo que la historia de tu hermana, mi prima querida haya terminado bien. Claro que me acordé mucho de ustedes dos, sabía que pasaban momentos parecidos. Mucha gente dice que lo que hacemos es increíble pero los que dicen eso no saben que harían lo mismo, por la persona adecuada. Es así. Me alegra que estuvieran juntas, y espero que en el futuro (cercano si es osible) sigan juntas. Un beso. Vivi

      Responder
  • Gemma Jacas

    Vivi. He tardado en leerlo. Lo iba postergando porqué sabía lo que pasaría. Tan sólo pensar, ya se me hacía un nudo en la garganta. Hoy me he decidido. Me he dicho, va, lo leo y ya! Seguro que aguanto sin llorar. Pero no, he llorado y mucho, como no puede ser de otra manera, porqué lo que escribes exige llorar, es tan bello que si una no llora, no hace honor al texto. Me ha gustado leerte y poder, a través de tí, llorarle a Mary.

    Responder
    • Virginia Febles

      Gemma que bonitas palabras, te lo dije ayer. Eres muy especial y muy sensible, lo sé, sé que leíste y saboreaste cada momento y cada palabra, por eso lloraste, porque sabes sentir en el sentimiento de otras personas, lo que es una cualidad preciosa. Te mando un abrazo muy fuerte y muy querido.

      Responder
  • Anónimo

    Vivi, qué gran corazón tienes! Seguro que las risas que le has regalado a Mary volverán a ti en bendiciones

    Responder
    • Virginia Febles

      No sé quien eres (dice anónimo) pero gracias :). Lo que hice por mary ya volvió a mi. Cada día que pasé con ella fue mi recompensa. No necesito más. mil gracias otra vez.

      Responder
  • Graciela Caldevilla,

    Cuanto amor, belleza, solidaridad y complicidad. Asi era Mary, asi eres tu. La extraño… Te leo y leo siempre, me rio, reflexiono, recuerdo, tqm

    Responder
    • Virginia Febles

      Gra, sé que la echas de menos, todos la echamos… gracias por tus palabras y por seguir siempre ahi. Un beso
      Vivi

      Responder
  • Diana

    Solidaridad ante todo!

    Responder
  • Manuel

    Eres una persona maravillosa! El texto me dejó emocionado! Te quiero

    Responder
    • Virginia Febles

      yo soy una persona maravillosa que conecta con una otra persona maravillosa como eres tú. Gracias por tus palabras y por tu mensaje. Me encanta tenerte en mi vida.

      Responder

Deja tú comentario